Dime cuánto cobras y te diré con qué banco firmar tu hipoteca

Dime cuánto cobras y te diré con qué banco firmar tu hipoteca

 La mejora del mercado laboral es el principal motor de la recuperación del sector inmobiliario en España. La creación de nuevos puestos de empleo, a pesar de acusar una importante precariedad, abre las puertas al acceso a la vivienda para un porcentaje significativo de la población. Conocer los bancos que están dispuestos a trabajar con nosotros, en función de nuestros ingresos, nos permitirá ahorrar tiempo y aumenta las posibilidades de conseguir la anhelada financiación, apuntan desde el comparador de productos financieros HelpMyCash.com.

Dos nóminas de 1.000 euros

La entidad naranja, que recientemente anunció un cambio de nombre de ING Direct a simplemente ING, ofrece una de las hipotecas más atractivas para los consumidores. Bajo el paraguas de la ausencia de comisiones, algo que tarde o temprano puede acabar teniendo un impacto directo en el bolsillo, su Hipoteca Naranja a euríbor + 0,99 %, con un primer tramo a tipo fijo del 1,99 % durante 12 meses, suele requerir a los consumidores unos ingresos mínimos recurrentes de unos 2.000 euros entre todos los titulares del préstamo. Una pareja sin deudas y, por ejemplo, con dos nóminas de 1.000 euros estaría en posibilidad de conseguir esta hipoteca.

Para ello, además del requisito de ingresos, la entidad también requiere la contratación de un seguro de hogar, un seguro de vida y la domiciliación de las nóminas. El punto fuerte de esta hipoteca es que no contiene comisión de apertura, ni de subrogación, ni por amortización total o parcial.

Nóminas de más de 1.800 euros

Si nuestros ingresos mensuales son más elevados podremos hacernos con uno de los tipos de interés más atractivos del mercado, de la rama de los productos sin vinculación ni comisiones.

La gama de hipotecas estrenada en febrero por parte de Bankia ofrece, en su versión Hipoteca Sin Comisiones Variable, un interés de euríbor más 1,20 %, después de un año con un 1,20 % a tipo fijo.

Bankia también propone a sus clientes la Hipoteca Sin Comisiones Fija, con interés de 1,75 % a 10 años hasta un 2,75 % para el plazo máximo de 30 años, bajo las mismas condiciones de vinculación y comisiones.

Cabe añadir también que en caso de no alcanzar la barrera de los 1.800 euros mensuales, aún seguirá siendo posible solicitar este préstamo hipotecario, aunque el interés se verá aumentado en 0,75 puntos porcentuales en el caso de la hipoteca variable y en 0,50 en el caso de la hipoteca a interés fijo.

Perfiles con ingresos y activos elevados

Si el dinero no nos supone ningún problema y disponemos de una cantidad importante de ahorros y activos, podemos acceder a los productos reservados para perfiles exclusivos como la Hipoteca Privilegium VIP de Banco Mediolanum, que ofrece un interés rompedor de euríbor más 0,85 %, al terminar un periodo a tipo fijo del 1,40 %. Algo fuera del alcance de la mayoría de los mortales.

Si queremos hacernos con semejante diferencial, tendremos que disponer de un mínimo de 350.000 euros de patrimonio ingresados en Banco Mediolanum, de los cuales al menos 100.000 deberían estar invertidos en productos de ahorro gestionados por la entidad.

Requisitos habituales para conseguir una hipoteca

A pesar de que en función de nuestro perfil podremos acceder a un préstamo u otro (o incluso negociar condiciones preferentes), existen una serie de parámetros generales que deberíamos cumplir de cara a asegurar que alguna entidad nos dé luz verde para apoyar la compra de nuestra vivienda.

Uno de ellos es el no figurar en ningún listado de morosidad. Si nuestro nombre se encuentra en las listas de morosos como Asnef o RAI, no podremos presentar la imagen de seguridad financiera indispensable para conseguir la hipoteca.

Por otra parte, deberemos contar con un contrato fijo e ingresos suficientes. La mencionada imagen de seguridad debe apoyarse en el requisito indispensable de contar con un contrato de trabajo fijo que nos devengue mensualmente nuestra nómina.

Además, otro parámetro indispensable es contar con ahorros previos. Las hipotecas al uso no suelen superar el umbral del 80 % del valor más bajo entre tasación o compraventa, por lo que tendremos que disponer del 20 % restante(más un 15 % extra para los conocidos gastos de constitución de hipoteca) si queremos asegurarnos de conseguir nuestro préstamo.

¿Aún tines alguna duda? No dudes en contactar con nosotros

Fuente: El Mundo

Sin comentarios

Publicar un comentario