Nuestro trabajo en los juzgados de Úbeda (Jaén)

casas de nueva construcción en Jaén

Nuestro trabajo en los juzgados de Úbeda (Jaén)

Como sabrás si lees con frecuencia nuestro blog, somos especialistas tanto en casas de nueva construcción en Jaén como en obra pública. De hecho, sobre este último apartado versa esta nueva publicación. La Consejería de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía, en la delegación de Jaén, nos ha encargado los trabajos de reforma de los juzgados nº1 y 2 de Úbeda, en Plaza Vázquez de Molina de la localidad onubense.
Como hemos dicho en más de una ocasión, hablamos de reforma cuando se cambien, modifiquen o sustituyan elementos como tabiques, materiales, acabados o alguna de las instalaciones. No es estrictamente necesario que se encuentren en mal estado de conservación. Basta con querer cambiar la distribución o los acabados. Y por supuesto con darle un lavado de cara a la fachada, en este caso la de los juzgados nº1 y 2 de Úbeda (Jaén), trabajos que hemos asumido con la profesionalidad que siempre caracteriza al Grupo Torres & Ocaña.

En cambio, si se tratase de una rehabilitación habría que cambiar, modificar o sustituir tabiques, materiales, acabados e instalaciones ya en mal estado de conservación. No en vano, muchas veces llegan a suponer un peligro para la estabilidad de la construcción y para los transeúntes que pasan por la calle. Una rehabilitación puede acometerse como te imaginas sobre fachadas y tejados. Aunque se decida conservar parte de la estructura original, también se habla de rehabilitación. Será de tipo integral si abarca por ejemplo la fachada, el tejado, las zonas comunes, las escaleras o si se mejoran los aislamientos. De la misma forma, se puede trabajar sobre las instalaciones generales del edificio como los desagües o los contadores del agua y la electricidad.

Los permisos de obra

Entre rehabilitación y reforma también hay diferencias en cuanto a los permisos y licencias que hay que tramitar. En la mayor parte de los ayuntamientos, para una obra de reforma no se exige licencia y sólo hay que presentar los planos y el presupuesto de ejecución material. Pasa lo mismo en una rehabilitación parcial en la que no se toque ni la estructura ni la fachada del edificio. El asunto es diferente si lo que se quiere es reformar el tejado. En este caso es necesaria una licencia de obra mayor.

Acorde a lo que reza el CTE, rehabilitar un edificio puede tener varios propósitos. Por poner un ejemplo, puede ser una adecuación de tipo estructural o funcional o una modificación de la superficie. En resumen, una reforma como la de los juzgados nº1 y 2 de Úbeda no es lo mismo que una rehabilitación. Mientras que reformar supone modificar algo sin que tenga que estar en mal estado, rehabilitar es reparar lo que sea inseguro, obsoleto o deficiente.

Sin comentarios

Publicar un comentario