Las pérdidas energéticas en una vivienda

promociones de obra nueva en Jaén

Las pérdidas energéticas en una vivienda

Como profesionales de las promociones de obra nueva en Jaén te recordamos que hoy día hoy la certificación energética es algo clave cuando hablamos del sector inmobiliario. ¿Eres consciente de la cantidad de energía que se puede llegar a malgastar por ejemplo a causa de unas ventanas mal aisladas?

A la hora de comprar o alquilar una vivienda hay que presentar el Certificado de Eficiencia Energética. Este indica cuán eficiente es la instalación de agua caliente, calefacción o refrigeración. En estos casos es clave saber qué elementos de la vivienda están registrando las mayores pérdidas de energía para, en su caso, que intervengan los especialistas de Grupo Torres & Ocaña. Se trata de conseguir el mayor ahorro posible.

¿Por dónde pierden energía las viviendas?

En líneas generales, lo hacen por todo elemento en contacto con el exterior. Por supuesto, la pérdida será más acusada en aquellos con menos aislamiento. Es el caso de la fachada, la cubierta, las ventanas, las cajas de persiana y demás puentes térmicos. Todos estos elementos son de los que se ocupa la certificación energética de viviendas. Por lo tanto, sobre los que se proponen medidas de mejora. Todo para minimizar las pérdidas de energía.

De todas formas, hay otras cuestiones que tienen que ver con que se derroche más o menos energía. Por ejemplo, la forma del edificio y la orientación. En este último caso, las recomendaciones serían las siguientes:

  • Orientación norte: recomendable en zonas geográficas calurosas durante la mayor parte del año. Esto es así porque sólo reciben algo de luz directa del sol en los meses de verano a primera hora de la mañana y última del día. Por lo tanto, hará falta poca energía a la hora de usar el aire acondicionado.
  • Orientación este: la recomendable para viviendas de zonas templadas, en las que hay sol desde primera hora de la mañana hasta el mediodía durante todo el año. Al mediodía el sol deja poco a poco de dar directamente y por eso por las tardes está más fresca la vivienda.
  • Orientación oeste: perfecta para los climas fríos porque la luz del sol incide en la vivienda después del mediodía y hasta el atardecer ayudando a aumentar la temperatura en las últimas horas del día.
  • Orientación sur: aconsejable para zonas en las que hace frío la mayor parte del año. Esto es así porque la radiación solar da durante la mayor parte del día y en todas las estaciones.
Sin comentarios

Publicar un comentario