Tengo una estructura de uralita en casa, ¿qué hacer?

Tengo una estructura de uralita en casa, ¿qué hacer?

Aunque por ley desde 2002 ya no se utiliza en las casas de nueva construcción en Jaén ni en el resto de España, muchas edificaciones aún conservan hoy estructuras de uralita en tuberías, depósitos, techos y canales pluviales. Durante largas décadas, se usaron de forma masiva en el sector de la construcción materiales como el fibrocemento con amianto, la llamada uralita. En realidad, es el nombre de la empresa fabricante y por el que se conoce a este mineral en España.

El fibrocemento es una mezcla de cemento Porland y amianto (o asbesto) que se usó de forma masiva el siglo pasado, sobre todo en los años setenta. El amianto blanco se usaba en placas onduladas de fibrocemento (uralita), en aislantes y en canales, depósitos y conducciones de agua. Pero, como decimos, hoy día en España está prohibido fabricar uralita con amianto. Por eso, a la hora de retirar elementos en los edificios que contengan este componente hay que recurrir a empresas autorizadas y experimentadas como es el caso del Grupo Torres & Ocaña.

¿Cuál es la vida útil del amianto?

Según el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, los materiales con amianto tienen un ciclo de vida entre 30 y 50 años. Por eso aún hay muchos cobertizos, depósitos o tuberías hechos de uralita a retirar por empresas especializadas que cuenten con los permisos correspondientes.

No podemos olvidar que la fibra de amianto es un material tóxico prohibido en España y en Europa. Es friable, se disgrega en pequeños trozos, polvo o fibras que se desperdigan por el aire. Si está en buenas condiciones de conservación, hay pocas posibilidades de que la uralita se desprenda. El problema radica por lo tanto en el grado de deterioro de la uralita. Cuando se rompe o desgasta, se pueden liberar fibras de amianto al entorno que, respiradas, aumentan el riesgo de sufrir determinadas enfermedades como asbestosis o cáncer de pulmón. Las fibras pueden adherirse en la ropa, expandiendo la contaminación.

Retirar la uralita, tarea de profesionales

Por todo lo anterior, dada la peligrosidad del fibrocemento con amianto, su retirada no debe hacerse de forma particular, sino contando con los servicios de una empresa especializada. El Real Decreto 396/2006, de 31 de marzo establece las pautas para realizar los trabajos de mantenimiento de instalaciones con amianto y la retirada de materiales con este contenido.

Sin comentarios

Publicar un comentario