¿Cómo se tratan los residuos de elementos constructivos con amianto?

amianto

¿Cómo se tratan los residuos de elementos constructivos con amianto?

¿Crees que entre los elementos constructivos de tus instalaciones hay algún material contaminante? Es muy común encontrar, por ejemplo, amianto, puesto que fue un material muy utilizado para todo tipo de edificaciones hasta su prohibición en 2002. En estos casos, es importante proceder a una retirada profesional, pero… ¿Qué se hace con los residuos de amianto? Como especialistas en casas de nueva construcción en Jaén y en la retirada de amianto, queremos hacer hincapié en este post en la obligación que existe en la normativa española, de retirar los materiales contaminantes. Entre ellos se encuentra el amianto. Lo explicamos todo, a continuación.

Cómo gestionar los residuos de amianto

La tarea de gestionar los residuos de amianto debe ser llevada a cabo por una empresa autorizada como Grupo Torres Ocaña, con experiencia, y con un equipo de profesionales especializados en ello. ¿Qué pasos son importantes para tratar la uralita? Lo primero, es tener una autorización oficial para realizar el tratamiento adecuado de los elementos constructivos con amianto y su transporte.

Además, hay que saber de qué tipo de amianto se trata, puesto que puede tener un código u otro dependiendo de su tipología y origen. Para ello, es necesario realizar una verificación previa.
La empresa autorizada contratada retira el amianto, utilizando para ello todas las medidas de seguridad pertinentes y utilizando la equipación más adecuada, y después esos residuos de amianto deben etiquetarse y almacenarse correctamente. ¿Qué significa esto? Que deben ser guardados en depósitos estancos, en los que no puedan suponer ningún tipo de problema como pérdidas o fugas.

Para guardar los elementos con amianto en el depósito, hay que proceder a embalar de tal manera que sea imposible que se rompa, puesto que sus fibras tóxicas podrían desprenderse, y es ahí cuando implica un riesgo para la salud.

Por otro lado, no podemos olvidarnos de que hay que desechar los EPIS o equipos de protección individual una vez finalizado el trabajo, puesto que han estado expuesto a la contaminación del amianto, y estos se tratan de la misma manera que los demás residuos.

Los residuos con amianto, finalmente, se trasladan a un vertedero especial para estos materiales contaminantes, en el que está todo controlado para que el amianto no suponga ningún tipo de riesgo.

Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.